viernes, 10 de octubre de 2014

Nada es imposible para DIOS.

Dios no es tan solo el creador de todas las cosas, Dios es el DUEÑO. Él es el que manda, el que ordena, el que pone, el que quita, el que remueve.
Si Dios tiene que cambiar una ley para favorecerte a ti, moverá todo un Senado, para hacerlo. La gente lo puede ver como arrogancia, pero tú tienes que saber quién tú eres y pararte firme. Faraón no te mantendrá en Egipto más tiempo del que Dios ha dicho. (Jeremías 32:27)