martes, 16 de septiembre de 2014

Paciencia... Esperanza

No importa los contratiempos que tengas en la vida, nunca dejes de  intentarlo.
Muchas veces es necesario que cambiemos nosotros, antes que cambien las circunstancias; no depende de tus fuerzas ni de lo que tienes, sino a quién tienes, Jesús.
Las Respuestas y Salidas que bendecirán tu vida están en la Obediencia a Dios.
Permanece en Dios. Dios es amor.
El amor nunca deja de creer, tiene paciencia, no desespera, nunca se da por vencido. (Romanos 5:1-5)