jueves, 18 de septiembre de 2014

No les tengas miedo.

Nunca digas que estás sol@, que nadie se preocupa por ti, que no les interesas... porque lo más importante para tu vida siempre está a tu lado, Dios; y eso es suficiente, porque suple todas tus necesidades.
No importa cuantas son tus batallas ni cuanto vengan contra ti... "Dios y vos, son mayoría". (Números 14:9)